La fundación

Conoce nuestra historia

La Fundación la Casita de Victoria, se inspira con el nacimiento de su fundadora el 7 de febrero de 2015 Victoria Zúñiga Taborda . Quienes sus padres en agradecimiento a Dios, decidieron colocarle el nombre de VICTORIA, que por su significado:

“Replica como una mujer que está acostumbrada a ser ganadora en el amor, transforma vida con el gran carisma y energía que transmite. Victoria, mujer de mentalidad y forma de ver la vida de manera única, no suele aferrarse a una sola idea; tiene una visión liberal, lo que hace ser una mujer que se adapta ante cualquier situación, tiene gran sentido del humor y pasión por lo extremo.

Su paciencia y delicada forma de tratar a las personas la hace experta en los trabajos que implica manejo de personal.” Nace entonces, un sueño hecho realidad, un compromiso con Dios y con la humanidad. Nace la Fundación la Casita de Victoria, con el propósito de acoger a muchos, con la calidad y amor de pocos.

La Casita de Victoria, es la articulación de proyectos encaminados a trabajar, con el ser humano, desde la niñez hasta la edad adulta, en el mejoramiento y fortalecimiento de la calidad de vida.

Visión

Para el 2019 la Fundación la Casita de Victoria, desarrollará múltiples proyectos en el marco del bienestar y calidad de vida de niñ@s, jóvenes, adultos y adultos mayores. Unidos por el compromiso, la ética y la responsabilidad social.

Misión

Servir con amor, entrega y compromiso, en la implementación y desarrollo de proyectos que contribuyan al bienestar emocional, cognitivo, físico e integral de niñ@s, jóvenes, adultos y adultos mayores.

Política de Calidad: Todos los servicios están orientados hacia la felicidad, por lo tanto nuestro lenguaje es el AMOR. Cuando hay amor, existe la capacidad de perdonar, tolerar, reaprender y ser feliz. Todos las estrategias administrativas, financieras y de talento humano, están articuladas hacia el mismo propósito FELICIDAD.